Beta-Alanina | Mejora tu rendimiento en el gimnasio ¿cómo, cuándo y cuánto?

Uno de los suplementos que considero más efectivos para mejorar el rendimiento en nuestros entrenamientos es la beta-alanina.

Y es que tener unos buenos niveles de carnosina nos permiten mantener a raya al ácido láctico, retrasar la fatiga y mejorar nuestro rendimiento, pudiendo por tanto realizar entrenamientos más duros e intensos, obteniendo con ello un mayor desarrollo de masa muscular.

¿Qué es la carnosina?

La carnosina es un dipéptido, es decir, la unión de dos aminoácidos, en concreto de la beta-alanina y de la histidina, lo que ocurre es que normalmente tenemos una mayor concentración de histidina respecto a la beta-alanina, de manera que si consumimos un aporte extra de beta-alanina podremos tener una mayor concentración de carnosina y aprovechar así sus beneficios.

Es decir, la beta-alanina sería un precursor de la carnosina.

¿Cómo, cuándo y cuánto?

La dosis diaria de beta-alanina suele estar entre los 3 y 5 gramos diarios (lo ideal es empezar con 3 gramos e ir aumentando progresivamente la dosis).

Podemos combinar nuestra dosis de beta-alanina con el batido de proteínas o tomarla con un vaso de agua.

Un efecto común y característico de este suplemento es el picor que produce pasados unos minutos de su toma en algunas zonas de la piel, no debemos preocuparnos pero si queremos minimizar este efecto podemos dividir la dosis a lo largo del día en pequeñas dosis de 1 gramo.

Al igual que la creatina, el momento del día en que tomar este suplemento no es algo crucial, ya que funciona por acumulación (por lo que debemos consumirlo diariamente, entrenemos o no), pero una buena opción es tomarlo antes de entrenar (los picores se suelen llevar mejor mientras realizamos ejercicio).


Os dejo la beta-alanina que yo consumo:


Obtendrás un descuento en este suplemento introduciendo el cupón MIGUELWORKFIT

Publicar un comentario

0 Comentarios