¿Y tú? ¿Eres sedentario/a?

biseries"¡No Miguel! ¡Si yo voy al gym todas las semanas!"

Mucho ojo, porque el ir con regularidad al gimnasio a realizar entrenamientos de fuerza o hipertrofia no nos garantiza que seamos personas activas y sanas.

Es decir, por poner unos datos promedios, si una persona realiza cuatro sesiones semanales de pesas de una hora de duración, eso son 4 horas semanales de ejercicio físico, 4 horas de 168 que tiene una semana o, lo que es lo mismo, el 2,38% del tiempo semanal... ¿A que ya no parece tanto?

Hacer entrenamientos de fuerza o hipertrofia es fundamental para nuestra salud física, pero eso no justifica que el resto del día tengamos que estar como morsas sin movernos.

De hecho, de nuestro gasto energético total, la cantidad relacionada con el ejercicio físico específico que realizamos en el gym es solo una pequeña parte.

"Pero Miguel, eso no va conmigo, yo estoy en volumen; comer, entrenar con altas cargas, descansar y nada más".

Sacrificar la salud en busca de un objetivo físico no debería ser una alternativa, a la vez que tampoco es una opción inteligente y efectiva.

Porque subir y subir de peso sin control no quiere decir "más masa muscular", probablemente sí quiera decir "menos salud", incrementando de forma excesiva nuestro porcentaje de grasa pensando que estamos haciendo un volumen exitoso.

Así que, estés en volumen o definición, no podemos dejar atrás nuestra salud cardiovascular y debemos evitar a toda costa convertirnos en personas sedentarias (con los peligros que ello conlleva).

Y sé que esto pasa tanto de forma voluntaria como sin darnos cuenta, porque yo mismo he tenido etapas en las que he sido un completo sedentario que iba al gym (coche para todo, moverte lo mínimo en el trabajo...).

¿Cómo lo remediamos? Marcándonos un objetivo diario de pasos; 10.000 es una buena opción de forma general.

"Pero Miguel, yo no tengo tiempo".

Lo entiendo, podemos reducir ese objetivo y complementar con un trabajo a intervalos en el gym, pero si no buscamos tiempo ahora para la actividad, mañana será la enfermedad quien nos lo quite (y de forma mucho más desagradable).

No olvides que la salud siempre debe ser un factor inamovible en nuestros objetivos.