Ciclado de calorías

Tanto el ciclado de calorías como la dieta lineal pueden ayudarnos a cumplir nuestro objetivo, en función al momento en el que nos encontremos podemos optar por una opción u otra.

El ciclado de calorías es básicamente ingerir una cantidad de calorías diferente cada día, alterando también la cantidad de macronutrientes (fundamentalmente de carbohidratos).

Al final, lo más relevante es que la media semanal esté orientada a nuestro objetivo (superávit, si queremos crecer, normocalórica, si queremos mantener o déficit, si queremos reducir).

El ciclado de calorías nos puede aportar beneficios importantes, destacando:
  • Al alternar días con aportes más abundantes de comida con días más restrictivos, se reduce la ansiedad y la dieta se hace más llevadera (sobre todo en déficit).
  • Conseguimos un entorno hormonal más idóneo para nuestro desarrollo muscular y reducción de grasa, manteniendo controlada la leptina y una mejor sensibilidad a la insulina.
  • Evitamos el estancamiento.
  • Mantenemos unos mejores niveles anímicos para entrenar con mayores garantías.

Esto no quiere decir que siempre debamos hacer un ciclado de calorías y que sea la única estrategia nutricional válida, es un recurso efectivo más que tenemos a nuestro alcance, hay que valorar en cada caso lo que es más idóneo en un momento determinado.

En la imagen podemos ver un ejemplo simplificado, hay muchos otros protocolos para aplicar el ciclado de calorías.

Publicar un comentario

0 Comentarios