La Vitamina C y el coronavirus

En estos días de pánico y confusión motivados por la pandemia del coronavirus, algunas personas están tratando de sacar tajada de todo esto y vender "pastillas milagrosas" que nos libren o incluso curen de este virus, uno de esos productos mágicos es la Vitamina C, por eso veo interesante aclarar algunas cosas.

Como digo, algunas personas nos tratan de meter en la cabeza que debemos atiborrarnos de Vitamina C, ya que esto nos dará una especie de inmunidad ante el virus, como parece lógico, esto no es ni parecido a la realidad.

La Vitamina C es una vitamina hidrosoluble, por lo que es necesario tomarla diariamente, teniendo diversas funciones, favoreciendo la absorción del hierro, con importantes efectos antioxidantes, ayudando a proteger las células de los daños causados por los radicales libres, entre otros muchos beneficios 

Pero una de sus características más alabadas en estos días es el fortalecimiento del sistema inmune. Es cierto que la Vitamina C, al igual que otros micronutrientes, como el mineral Zinc, ayudan a que nuestro sistema inmune funcione correctamente, pero no debemos pensar que un uso abusivo va a provocar que creemos una inmunidad o una barrera infranqueable contra el virus.

Es decir, el tener un adecuado consumo de Vitamina C diario (al igual que de otras vitaminas y minerales) nos será útil siempre (no solo ahora) para no tener carencias y que nuestro sistema inmune funcione bien, pero no evitará que contraigamos el virus. Los estudios más optimistas arrojan que en tal caso puede acortar levemente la duración de un resfriado en una persona que diariamente tenga un suficiente aporte de Vitamina C (no empezar a tomarlo cuando se pone uno malo), pero en ningún caso lo evita y, desde luego, no podemos ni plantearlo en este nuevo virus del que apenas sabemos nada y que día a día los científicos van estudiando.

Algunas personas pueden requerir una mayor ingesta de esta vitamina, como embarazadas, mujeres en lactancia, fumadores o personas que realicen deporte de una forma intensa.

En cualquier caso, el consumo de Vitamina C por encima de nuestras necesidades no suele causar problemas, el exceso se orina, aunque en determinados casos y cantidades muy altas sí puede causar problemas como diarreas o náuseas.

En conclusión; es importante tener una dieta variada que nos aporte la suficiente cantidad de vitaminas y minerales que requerimos para mantener nuestro sistema inmune fuerte, la mayoría de la población puede obtener su aporte de Vitamina C con una alimentación bien estructurada para que podamos disfrutar de sus propiedades (no es difícil llegar a las cantidades recomendadas), pero el consumo de esta vitamina en exceso no va a darte mayores beneficios.

Su suplementación puede ser interesante en personas que tengan carencias o requieran un mayor aporte por circunstancias específicas, como tener una mayor demanda de micronutrientes (caso de deportistas).

Algunos alimentos que nos aportan Vitamina C son:
  • Fresas.
  • Brócoli.
  • Pimiento rojo.
  • Naranja.
  • Papaya.
  • Perejil.
  • Tomate.
  • Mango.
  • Kiwi.
  • Piña.
  • Coliflor.
  • Sandía.

Publicar un comentario

0 Comentarios